domingo, 16 diciembre 2018
Buscar Aqui
Ciudad y Estado
(ej: Miami, FL)
Vientre de Alquiler E-mail

 

No es legal contratar los servicios de un vientre de alquiler y ante esta situación, algunas empresas americanas realizan su particular agosto lucrándose a costa de las familias que quieren tener un bebé. Según una publicación de El Mundo, una empresa de EEUU indica que son varias decenas de familias españolas las que han viajado a ese país en busca de un vientre de alquiler.
 
alquilerLa empresa en cuestión ha viajado a España, con la intención de ampliar el negocio publicitándose a las parejas españolas como una empresa seria capaz de resolver sus problemas. Dos representantes de esta empresa ofrecen madres de alquiler a través de un catálogo vía Internet.

Gestar el bebé en un vientre ajeno no representa ninguna complicación en Norte América, el catálogo para escoger a la madre de alquiler se obtiene a través del pago de 20 euros y está disponible durante 30 días, tiempo suficiente para realizar la selección. Personalmente pensamos que se está frivolizando de una manera asombrosa sobre el asunto y más cuando están de por medio las transacciones económicas de hasta 90.000 euros.
 
Pasos que se Siguen
Elegir la madre a través del catálogo, viajar al país americano y formalizar el contrato, desembolsar hasta 90.000 euros, volver nuevamente a España esperando la proximidad del fin de la gestación, volar nuevamente a Estados Unidos para recoger al bebé y finalmente recoger una certificación de paternidad de la pareja española que ha sido otorgada por los médicos del hospital norteamericano. Finalmente, registrar al bebé en el consulado español.
Las propias madres de alquiler deberían tener más escrúpulos, ayudar a las personas que necesitan, que ansían un bebé sería para nosotros loable, pero como un acto solidario, sin ningún tipo de transacción estipulada. Por otra parte, siempre existe el peligro de que la madre biológica reclame a su bebé tras un arrepentimiento, con lo cual la familia no llegaría a crecer y los futuros papás se sumirían en una profunda tristeza.
 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos